Uno de los lugares donde estuvo Moisés y el pueblo de Israel a su llegada - Peregrinaciones a Tierra Santa
Menfis - Peregrinaciones
Lugar donde el profeta Moisés recibió las tablas de la ley, los 10 mandamientos - Peregrinaciones Tierra Santa
Donde Jesús se bautizó a sus 33 años - Peregrinaciones a Tierra Santa
Donde la Virgen María recibió el anuncio del Ángel San Gabriel - Peregrinaciones a Tierra Santa
"La ciudad de Jesús", escenario de gran parte de su vida pública - Peregrinaciones a Tierra Santa

ESPECIALISTAS EN TURISMO RELIGIOSO
Desde 1995 llevando peregrinos a TIERRA SANTA y a los diferentes Santuarios del Mundo.                                                       Envianos un mensaje por:  Whatsapp  -  Facebook

Peregrinaciones a Tierra Santa

Con la Comisaría de Tierra Santa y la Custodia Franciscana de Jerusalén.

Visitar Tierra Santa, experiencia única e inolvidable, toda ella impregnada de Jesús, es poner imágenes a la Sagrada Escritura. Permita que sus ojos vean, sus manos toquen y su corazón sienta la presencia Divina y peregrinemos haciendo dos recorridos:

  1. “La Ruta del Éxodo”. El histórico e impresionante recorrido que hizo Moisés con el Pueblo de Israel, cuando liberado de la esclavitud del Faraón salió de Egipto, pasó el Mar Rojo, subió al Monte Sinaí para recibir los Diez Mandamientos, cruzó el desierto hasta llegar al Monte Nebo en Jordania, desde donde divisó la Tierra Prometida y posteriormente terminó sus días. Aquí aprovecharemos para conocer Petra, una de las maravillas del mundo,  para luego pasar la frontera de Jordania recordando a Josué el sucesor de Moisés.
  2. “Siguiendo las huellas de Jesús”. Reandamos los pasos del hijo de Dios. En  Israel, corazón y raíz de la cristiandad visitamos: Nazaret, Belén, Cana de Galilea, el Monte Tabor, el Monte de las Bienaventuranzas, Cafarnaúm, la ciudad de Jesús, El Mar de Galilea y finalmente, Jerusalén, centro de fe y esperanza para las generaciones, en donde recorremos el Monte de los Olivos, Getsemaní, la Vía Dolorosa, el Santo Sepulcro, etc. y podremos repetir como Simeón: “Ahora, Señor, según tu promesa, puedes dejar a tu siervo ir en paz, porque  han visto mis ojos  tu salvación”. Lucas. 2.29.